Estos son los mejores vinos para regalar en Navidades


Hace unos años, un amigo a cuya hospitalidad correspondí con un lote de productos de la cooperativa de mi pueblo (aceite, avellanas, moscatel, etc.) me lo agradeció diciendo que el mejor regalo es el que se come o se bebe porque te hace ilusión cuando lo recibes, lo disfrutas cuando lo consumes y no te plantea el dilema posterior de tener que hacerle un sitio entre tus libros o tus recuerdos.

Así que ante el cruce de regalos navideños que se aproxima, una de las mejores alternativas es la de un buen vino para alegrar las fiestas a familiares, amigos o compañeros de trabajo, incluso a ese cliente al que tienes que mimar. Pero como no todos los compromisos son iguales, no debemos caer en la solución fácil de pillar una caja de doce botellas de un vino que se ajuste a nuestro presupuesto y repartirlas sin más, como quien compra una caja de bombones en el súper para la vecina que nos recoge los paquetes cuando no estamos en casa. Con un poco más de esfuerzo, podemos encontrar un vino que se adapte a la personalidad de cada uno de los destinatarios de nuestro afecto en forma de regalo.


El mejor vino para regalar... Al amigo invisible!

En muchos entornos de trabajo se sigue celebrando la Navidad con la tradicional cena de compañeros y nunca falta quien proponga intercambiar unos regalos con el juego del amigo invisible, esa especie de cita a ciegas de regalos donde suelen abundar las bromas de dudosos gusto. Como el destinatario del regalo es desconocido y el presupuesto suele estar limitado, elegiremos un valor seguro: Domaine GRAND VENEUR Cotes du Rhône rouge eco 2019, un tinto con cuerpo y aromas de frutos rojos ideal para tomar con una tabla de quesos y embutidos.



El mejor vino para regalar... A ese cliente que no quieres perder


Y ya que estamos con los compromisos profesionales, tenemos que buscar algo especial para ese cliente que no quieres perder porque a él va más de la mitad de lo que facturas y además te cae bien. En las comidas de trabajo siempre pide pescado, lo que te facilita la elección. Buscas un blanco poco conocido porque sabes que le gusta presumir con los amigos de sus descubrimientos enológicos y le vas a dar la oportunidad de lucirse. Una buena elección es un Domaine du Colombier de la AOP Chablis, un Chardonnay seco y equilibrado de la región de Borgoña. Y si te parece que te has quedado un poco corto con el regalo, el complemento ideal para una botella de blanco es una elegante funda enfriadora de Le Creuset para mantener el vino en su temperatura ideal.


El mejor vino para regalar... A la hermana soltera que te enseñaba a bailar


Le tienes un apego especial a tu hermana soltera, unos años mayor que tú y que te enseñaba a bailar cuando ella era una joven marchosa y tú un crío tímido y un poco aburrido. Te la imaginas en casa, leyendo con una copa de vino cerca y un plato de cualquier cosa para picar. Con ella tiendes a sentirte espléndido y optas por un 100% sauvignon del valle del Loira, un Domaine FOUASSIER Sancerre "Le Vallon" , imprescindible de la AOP Sancerre, con una frescura y un equilibrio destacable. Como siempre dice que le da pereza abrir un buen vino para ella sola porque le dura varios días y se oxida, completas el regalo con una bomba de vacío y un tapón hermético para que pueda disfrutarlo tranquilamente en varios días.



El vino para regalar... A la cuñada que siempre pide un blanco


Cuando sales con hermanos y cuñadas a tomar algo, hay una que siempre pide blanco. Ya se sabe, está fresco, pasa mejor… El problema es que su zona de confort no pasa del Ribeiro y el verdejo de Rueda, así que piensas en ampliar sus horizontes vinícolas con un blanco de Alsacia: Maison Kuentz-Bas Gewurztraminer "Mozaik" 2017, un vino 100% Gewurztraminer con denominación de origen, fresco, con aromas frutales y un ligero toque ácido, que además combinará muy bien con su afición a la comida tailandesa y otros platos exóticos.



El vino para regalar.... A tus queridos suegros


Para completar la maratón de comidas y cenas navideñas, te toca ir el día de San Esteban a comer los canelones a casa de los suegros, que son buena gente y son el recurso habitual para dejar a los niños de vez en cuando. Como buenos amantes de la antigüedad romana, son fans de la Provenza, sus ruinas y sus campos de lavanda, y como un día es un día, vas a sorprenderles con el mejor rosado que conoces, una elegante garnacha Cru classé Côtes de Provence con notas de pomelo y flores blancas que le irá a la perfección a los entrantes de marisco: Chateau Minuty “Rose et or” 2020.

Y una vez completadas las compras, no te olvides de regalarte un tinto de Borgoña para disfrutar con tu pareja en cuanto se terminen las fiestas y vuelvas a esa rutina que a veces te agobia y otras echas de menos. ¿Qué tal un Domaine NUDANT Bourgogne "pinot noir"?

41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo